Correr la media maratón está de moda

publicado a la‎(s)‎ 10 feb. 2015 10:14 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 10 feb. 2015 10:14 ]




Foto: Archivo particular
El plan de negocios no era prometedor: tome una histórica competencia de atletismo, córtela a la mitad y póngale un nombre parecido al de la segunda parte de una película de bajo nivel. Sin embargo, la media maratón se ha convertido en una atracción por cuenta propia, superando a su hermana mayor para convertirse en el predilecto de los corredores aficionados.

Cerca de 2 millones de personas terminaron una media maratón en Estados Unidos en el 2013, un récord histórico y el cuádruple del nivel del 2000, según la organización Running USA. La media maratón, de 21,097 km de distancia, ahora cuenta con el triple de personas que llegan a la meta que la maratón, de 42,195 km.

Los aficionados de la media maratón afirman que es lo suficientemente larga como para presentar un reto, y al mismo tiempo lo suficientemente corta para que los principiantes puedan prepararse para correrla en unos cuantos meses.

Además, es menos exigente para el cuerpo. Con el entrenamiento adecuado, los atletas pueden evitar algunas lesiones que son comunes para los maratonistas, como fracturas por fatiga e irritación de las articulaciones, apunta Kelley Anderson, especialista en medicina deportiva en el Centro para la Medicina Deportiva de la Universidad de Pittsburgh.

“Puedo caminar después de una media maratón”, cuenta Teri Romero, de 44 años, en California.

Romero comenzó a correr como una terapia para la artritis. En su primera media maratón, la carrera Tinker Bell en Disneyland en California en enero, se vio tan emocionada que lloró durante buena parte de la carrera. Desde entonces, ha corrido varias otras medias maratones, incluyendo la Media Maratón de Mujeres de Nike.

Alrededor del 61 por ciento de todas las personas que terminaron medias maratones el año pasado fueron mujeres, un récord histórico para una carrera de distancia.

Las medias maratones más populares se venden en unas horas o aceptan entradas con un sistema de lotería. Nike puso un límite de 26.387 inscripciones en la edición más reciente de su carrera en San Francisco, la mayor de su clase.

RACHEL BACHMAN
The Wall Street Journal
10 febrero de 2015