Cocaína y deporte: 18 historias de deportistas que arruinaron su carrera por esta droga

publicado a la‎(s)‎ 31 mar. 2014 18:58 por Carlos Perez   [ actualizado el 31 mar. 2014 18:58 ]

Diego Armando Maradona

FOTO: EFE

El positivo por cocaína del futbolista del Granada CF Dani Benítez es el último episodio de una larga ristra de casos en los que esta droga se ha mezclado con el deporte profesional. Futbolistas, jugadores de baloncesto, tenistas, ciclistas o atletas no han escapado de la adicción a una sustancia que, aunque se considera una droga recreativa que no tiene como objetivo mejorar el rendimiento deportivo (hace aumentar la capacidad de trabajo porque disminuye en el consumidor la sensación de fatiga, pero este efecto es fruto de la acción de la sustancia sobre el sistema nervioso, no muscular), estigmatiza al deportista y en muchos casos pone en peligro sus carreras e incluso la vida. Estos son los algunos de los casos más conocidos: Diego Armando Maradona: el futbolista argentino dio positivo por cocaína en marzo de 1991. 

Uno de sus biógrafos, Jimmy Burns, así como el propio Maradona en su libro Yo soy el Diego, confirman que los primeros contactos del jugador con esta droga tuvieron lugar en su estancia en el FC Barcelona. Sea como fuere, el positivo del 10 argentino en Italia se saldó con una sanción de 15 meses. Seis años después, cuando militaba en Boca Juniors, volvió a dar positivo. Los siguientes años de su carrera fueron una pelea constante contra su adicción, que en el año 2000 le llevó a La Habana, invitado por Fidel Castro, para rehabilitarse.


 Maradona superó su dependencia y años después iniciaría una carrera como entrenador. Maradona confesó en su autobiografía que sus primeros contactos con la cocaína fueron cuando jugaba en el FC Barcelona Julio Alberto: el futbolista asturiano, coetáneo de Maradona en el Barça, vio como su carrera quedó marcada por la cocaína. En 1995 publicó un libro titulado Mi verdad, en la que relataba los detalles de su adicción y cómo precisamente Maradona no le prestó ayuda para salir de ella, cuando él se ofreció, según su relato, cuando el argentino dio positivo en el Nápoles. Lejos de rehabilitarse en aquel entonces, Julio Alberto protagonizó una dramática escena cuando en julio de 2002 tuvo que ser ingresado en el servicio de psiquiatría del Hospital Clínico de Barcelona tras un intento de suicidio en un hotel de la ciudad condal. Por suerte, en la actualidad se encuentra rehabilitado. Claudio Caniggia: amigo íntimo de Maradona, el delantero argentino Claudio Paul Caniggia también dio positivo por cocaína cuando jugaba en Italia. 


Fue en marzo de 1993, precisamente tras un partido de su equipo, la Roma, ante el Nápoles. El positivo le costó una sanción de 13 meses. El atacante, conocido por su melena rubia, ha sufrido recaídas constantes desde entonces. Walter Casagrande: delantero brasileño y excompañero de Martín Vázquez en el Torino, Casagrande fue detenido en 1983 por posesión de cocaína, si bien fue absuelto en los tribunales. En 2007, no obstante, fue ingresado en una clínica de desintoxicación por su adicción a la cocaína y a la heroína. 

Actualmente, está 'limpio'. Paul Merson: excapitán de la selección inglesa y del Arsenal, Paul Merson confesó en una rueda de prensa en 1994 su adicción a la cocaína. La FA (federación inglesa de fútbol) le ayudó e ingresó en un programa de desintoxicación de duró tres meses. Pudo regresar al fútbol e incluso jugar un Mundial. Pese a algún que otro escarceo con el alcohol, dejó sus adicciones y es comentarista. Adrian Mutu: el delantero rumano dio positivo por cocaína cuando jugaba en el Chelsea en septiembre de 2004. Fue suspendido siete meses y multado con 20.000 libras. La FA inglesa consideró como atenuante el arrepentimiento del jugador y que no es una droga que mejore el rendimiento. El Chelsea, que lo despidió, acudió a los tribunales exigiendo una compensación y le dieron la razón. 

El jugador tiene una deuda de 50.000 francos suizos con el equipo inglés. Higuita era amigo íntimo del narcotraficante Pablo Escobar, al que llegó a visitar en prisión René Higuita: el controvertido guardameta colombiano René Higuita tampoco escapa de los tentáculos de esta droga. Procedente de uno de los países líderes en su producción, en el año 2004 dio positivo cuando jugaba en el Aucas de Ecuador. 

Higuita, que jugó en el Valladolid, era íntimo amigo del famoso narcotraficante Pablo Escobar, al que llegó a visitar en prisión. Actualmente está rehabilitado y es entrenador de porteros en el Al Nassr FC, de Arabia Saudí. Mark Bosnich: el portero australiano Mark Bosnich, exjugador del Manchester United y del Aston Villa, entre otros, dio positivo en 2002 cuando estaba en el Chelsea. El club lo despidió y fue sancionado durante nueve meses. Bosnich llegó a admitir que se gastaba 5.000 libras esterlinas (más de 6.000 euros) a la semana en cocaína, con un consumo de 10 gramos diarios. Superó su problema y en 2008 pudo volver al fútbol, para retirarse un año después. Sasa Curcic: considerado uno de los mayores talentos del fútbol yugoslavo durante la guerra de los Balcanes, Curcic desarrolló gran parte de su carrera en la Premier League (donde fue compañero de Bosnich) y a los 29 años colgó las botas tras confesar que había gastado todo el dinero que ganó en su carrera en cocaína y prostitutas. 


Curcic llegó a caer en la indigencia, pero ahora está rehabilitado y es una celebridad en su país natal. Fuera del fútbol Len Bias: la historia de Len Bias es una de las más trágicas del deporte moderno en Estados Unidos. Seleccionado por los míticos Boston Celtics con el número 2 del draft de la NBA de 1984, Bias estaba considerado como uno de los mayores talentos de la historia del baloncesto universitario americano y se le comparaba con Michael Jordan. Pero la noche del 18 al 19 de junio de ese año, Bias celebró su elección en el draft ese mismo día con una fiesta con sus amigos de la Universidad de Maryland y fue lo último que hizo. Falleció de una parada cardiorrespiratoria debido a una sobredosis de cocaína de gran pureza. 

Su muerte fue tan impactante que el entonces presidente, Ronald Reagan, puso en marcha una nueva ley que endurecía las penas por posesión y consumo de cocaína. Len Bias murió por una sobredosis de cocaína cuando celebraba su llegada a la NBA Roy Tarpley: otro talento de la NBA desaprovechado fue Roy Tarpley. El jugador de los Dallas Mavericks dio positivo por cocaína en enero de 1989. Fue suspendido para el resto de temporada. Regresó a la siguiente pero sólo seis partidos después fue detenido por conducir bajo los efectos de las drogas. En 1991 volvió a dar positivo. Arruinado y sin carrera deportiva, llegó a denunciar a la NBA exigiendo que se le reconociera una minusvalía. Los tribunales no le dieron la razón. 

Spencer Haywood: este jugador de la NBA se convirtió en adicto a finales de los 70. En un entrenamiento con su equipo, los Lakers, llegó a quedarse dormido y fue despedido. Se rehabilitó y ahora recorre Estados Unidos dando charlas acerca de los problemas de las drogas. José María Jiménez: otra histora que acabó mal. José María 'Chava' Jiménez, campeón de España de ciclismo y ganador de nueve etapas de la Vuelta, falleció en diciembre de 2003 de una parada cardiorrespiratoria que le sobrevino en una clínica madrileña donde se trataba una severa depresión. Nunca dio positivo por consumo de cocaína pero sus allegados ven en esta droga la causa de su prematura muerte, a los 32 años de edad. Aitor González: el ciclista vasco Aitor González dio la sorpresa al ganar la Vuelta a España en 2002. En 2005 dio positivo por esteroides y fue suspendido por dos años. Durante su suspensión, fue detenido en Alicante tras saltarse varios semáforos e invadir el carril contrario al volante de su deportivo. Dio positivo por alcohol y cocaína. No volvió a competir. Marco Pantani: llamado a ser uno de los más grandes ciclistas de toda la historia, el italiano Marco Pantani falleció en febrero de 2004, a los 34 años de edad, por una sobredosis aguda de cocaína. Ganador de un Giro y un Tour, Pantani fue hallado muerto el día de San Valentín de 2004 en un hotel de Rímini. 

La autopsia reveló que sufrió un edema cerebral y un fallo cardiaco debido al consumo masivo de cocaína. Maradona acudió a su funeral. Cuando Javier Sotomayor dio positivo, Fidel Castro lo achacó a un complot estadounidenseGilberto Simoni: otro ciclista italiano salpicado por un escándalo con la cocaína es Gilberto Simoni. Ganador de dos Giros de Italia, Simoni dio positivo en 2002 al encontrarse trazas de cocaína en su organismo. El corredor alegó que la consumió cocaína sin saberlo a causa de unos caramelos que una tía suya le había comprado en Perú. Los tribunales le dieron la razón. Javier Sotomayor: considerado el mejor saltador de altura de la historia, el cubano Javier Sotomayor dio positivo en 1999 tras los Juegos Panamericanos. Se hallaron 200 nanogramos de cocaína en su orina. La delegación cubana defendió la inocencia del atleta, aduciendo que se debía a un té de hoja de coca e incluso, según Fidel Castro, a un complot estadounidense. La IAAF lo sancionó dos años. Martina Hingis: una de las mejores tenistas de la historia, la suiza Martina Hingis (cinco victorias en torneos de Gran Slam), confesó en 2007 que había dado positivo por cocaína. Pese a que la cantidad fue muy pequeña (42 nanogramos por mililitro), la tenista fue suspendida por dos años. Ella alegó que fue un positivo por contaminación, no por ingestión. Regresó a las pistas en 2010.


POR: EFE
31/03/2014