Cinco razones para que el Barça esté preocupado antes del Clásico

publicado a la‎(s)‎ 22 oct. 2014 9:28 por Carlos Perez
Pique-ajax-2014-efe.jpg

Piqué tampoco rozó un gran nivel ante el Ajax | EFE




El FC Barcelona venció este martes al Ajax por 3-1 en un triunfo que pudo acabar en susto en la segunda parte. Los cambios introducidos por Luis Enrique y la relajación blaugrana provocó que los holandeses dominaran buena parte de esa segunda mitad. El gol de El Ghazi en el 88' hizo temer un posible empate que Sandro evitó con un gran tanto en el 93'.



Pese a ello, el final del encuentro dejó un sabor amargo en la parroquia blaugrana justo en la previa del Clásico ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Estas son las cinco razones que tiene el Barça para preocuparse después de lo sucedido anoche en el Camp Nou:
1.- Sufrimiento sin el balón

Es, en términos colectivos, la peor consecuencia que dejó el choque contra el Ajax. El Barça de Luis Enrique sufre mucho sin el balón. Sufre, sobre todo, sino aumenta la presión al rival para robar el esférico y, a partir de ahí, controlar la pelota. Eso fue lo que sucedió durante buena parte de la segunda mitad. El equipo culé empezó a relajarse con la salida de Messi, Iniesta y Neymar del terreno de juego. Entendió quizá que el duelo ya estaba hecho y en lugar de disputarle la posesión al Ajax, dejó que sus futbolistas la moviesen sin demasiada oposición.



Craso error. Y es que el Ajax quizá no tiene jugadores de renombre, pero sí un criterio para tener la pelota muy cercano a lo que suele hacer el Barça. Esa paciencia y rápida circulación del esférico hizo que, paso a paso, la defensa culé reculara hasta el área de Ter Stegen y, a partir de ahí, concedió ocasiones a su contrario.

Para colmo, la salida del esférico al ataque era complicado porque el Barça no es un equipo hecho para jugar a la contra, sino para apabullar al rival cerca de su marco rival con acumulación de hombres por el centro y entradas sorpresas de sus laterales.

Una cadena de fallos que podrían ser fatales contra el Real Madrid, toda vez que el equipo de Ancelotti, al contrario de lo que sucedía con Mourinho, sí que está dispuesto a quitarle la bola y jugarla con posesiones largas que pueden provocar el mismo efecto que ante el Ajax con una diferencia: la pegada blanca es infinitamente mayor a la pegada de los de Amsterdam.
2.- La 'Messi-Neymar dependencia'

El Barça esta temporada depende sobremanera de Messi y de Neymar. El primero ya no sólo aporta goles (que también), sino que mueve al equipo desde la posición del '10'. Asistencia va, asistencia viene, 'La Pulga' ve espacios donde no los hay. Y si no, ya se ocupa Neymar de generarlos y convertirlos en ocasiones de gol o, directamente, en goles.

El problema es que sin ambos, o sin uno de los dos, el torrente ofensivo culé se frena. Es cierto que los dos disputarán el duelo del Bernabéu, pero no menos cierto es que Ancelotti prepara un plan para anularlos. En el caso de Messi, presumiblemente poblará la medular para evitar que se mueva con libertad en esta zona.

En el caso de Neymar, Carvajal y Ramos se convertirán en su sombra. Si finalmente los anula, el Barça deberá buscar un plan B, justo lo que ayer no consiguió cuando ambos salieron del terreno de juego.
3.- La titularidad de Piqué o Busquets

Piqué y Busquets podrían convertirse problemas per se para el clásico. El primero sigue mostrando un nivel defensivo más que alejado de lo que solía demostrar. Lento, fuera de posición y por momentos despitado, sus actuaciones rozan el suspenso partido tras partido. Anoche jugó junto a Bartra y no tuvo una buena noche. Regaló un puñado de balones y pudo provocar un par de desbarajustes en su propia portería.

¿Jugará? Pues todo depende casualmente de Busquets. Si el '5' se recupera, Mascherano bajará a la zaga para ocupar pareja con el propio Bartra (Mathieu apunta al lateral izquierdo). Si Busquets, por el contrario, no juega, Mascherano tendrá que ocupar el pivote defensivo y Piqué, por lo tanto, debería ser titular.

Con todo, la presencia de 'Busi' en el Bernabéu tampoco es garantía de nada. Su nivel este curso está muy por debajo de lo que solía. De hecho, Mascherano ha empezado a dar recitales en su puesto frente a las actuaciones del canterano, plagadas, en muchos casos de pérdidas de balón y fallos que antes el de Badia no realizaba.
4.- La espalda de los laterales

La alineación de Luis Enrique para el Clásico es una incógnita. De las pocas informaciones que se han filtrado estos días destaca el hecho de que uno de los dos laterales vaya a ser ocupado por un jugador defensivo y no ofensivo. Mathieu desplazará presumiblemente a Jordi Alba del once. ¿El motivo?

Tanto a él como a Alves se les gana la espalda con muchísima facilidad. Ayer, ante el Ajax, el '18' subió muchas veces por su costado zurdo. En la primera vez el método fue efectivo, pero no en una segunda mitad en la que el Ajax descubrió que a su espalda había demasiados espacios.

Algo parecido le sucedió a un Alves menos activo en ataque, pero igualmente descuidado a la hora de taponar los ataques que llegaban en el lugar que deja cada vez que busca el área rival. Ante el Real Madrid, y con la velocidad de Cristiano Ronaldo o James, esta carencia puede tener consecuencias fatales. Por ello Luis Enrique medita taponar al menos uno de esos laterales con la solvente presencia de Mathieu.
5.- Problemas por arriba

La presencia de Mathieu también podría prever los problemas aéreos que sufre el Barça. Por arriba los de Luis Enrique tiene serios inconvenientes. El Ajax también logró explotar en un par de balones colgados esta carencia. Piqué y Bartra no son suficientes para evitar este problema. De ahí que el galo pueda sumar un buen cabeceador más. La potencia aérea de hombres como Cristiano, Benzema, Ramos o Pepe podría jugarle una mala pasada a los culés.


EFE
22/10/2014
Comments