CASO NEYMAR »Bartomeu y Rosell, al banquillo por el fichaje de Neymar

publicado a la‎(s)‎ 13 may. 2015 18:51 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 13 may. 2015 18:51 ]

Bartomeu y Rosell en una imatge d'arxiu. / GIANLUCA BATTISTA

El juez José de la Mata da el paso definitivo para llevar a juicio al presidente del Barça y a su antecesor.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha decretado este miércoles la apertura de juicio oral contra el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y su antecesor, Sandro Rosell, por los delitos fiscales y societarios en el fichaje de Neymar. El fiscal pidió el pasado 23 de marzo una pena de dos años y tres meses de prisión y 3,83 millones de euros de multa para Bartomeu, y siete años y medio de cárcel y 25,15 millones para Rosell. El club catalán también estará presente en el banquillo de los acusados como persona jurídica. El ministerio público reclama para la entidad culé una multa de 22,2 millones de euros.

La trama analiza los manejos contractuales que permitieron a la junta directiva de Rosell, que llevaba como número dos a Bartomeu, presentar a Neymar en 2013 declarando un coste ante los socios de 57,1 millones de euros, cuando el coste real era de 83,3 millones, a los que hay que añadir el IVA. Estos contratos supuestamente fraudulentos generaron una defraudación tributaria superior a los 13 millones de euros en los ejercicios 2011, 2013 y 2014. Rosell está imputado por dos delitos contra la Hacienda Pública correspondientes a los ejercicios 2011 y 2013, mientras que Bartomeu está imputado por el mismo delito en referencia al año fiscal 2014. El club está imputado, como persona jurídica, por estos delitos en los tres ejercicios.

Los hechos los juzgará la Sala de lo Penal de la Audiencia. A partir de este momento se da traslado a las personas acusadas de los escritos de acusación y las defensas por su parte disponen de 10 días para presentar sus correspondientes escritos de defensa. El juez requiere también a la firma Deloitte para que identifique a los profesionales que realizaron las auditorías contables del FCB de las temporadas 2011/2012 y 2012/2013 a fin de que sean citados como testigos en el juicio.

El juez explica en su auto que ni el fiscal ni el abogado del estado han solicitado en sus escritos de acusación medida alguna para asegurar las posibles responsabilidades civiles de Bartomeu y Rosell, que superan los 14,4 millones de euros, por lo que no procede acordarlas en relación con ellos. En relación con el club, el juez acuerda lo solicitado por la Abogacía del estado que es retener la cantidad consignada por la entidad, para asegurar el pago de responsabilidades pecuniarias que pudieran fijarse en sentencia para la entidad.

Según De la Mata, sucesor del juez Pablo Ruz, que instruyó la causa, hay indicios de que ambos directivos conocían que en realidad el coste del fichaje de Neymar superaría los 57,1 millones, ocasionándose de este modo un perjuicio a la entidad, que seguía un plan estratégico de control de los gastos para reducir la deuda que tenía. Pese a ello, recuerda el juez, “Rosell, al mando nuevamente de las negociaciones con el jugador y su entorno familiar decidió abonar unas cantidades superiores tanto a Neymar jr como a su club de procedencia, el Santos"; unas cantidades que no se hicieron constar en las cuentas anuales que se presentaron en 2013, "a pesar de que procedían de la misma caja del Club"

Para ocultar el coste real del jugador, Rosell ideó fragmentar el pago en diversas partidas, para lo cual formalizó una serie de contratos a pactar con el Santos y con Neymar. Estos contratos “tenían una misma causa, el fichaje de Neymar y un único fin, abonar a su club de procedencia y al jugador el precio del fichaje".

El juez concluye que las cantidades por la adquisición ascendieron a 83,37 millones. Esta cifra fue ocultada al club y no se incluyó en las cuentas anuales de la sociedad aprobadas en la Asamblea General de 5 de noviembre de 2013, a pesar de que en aquella asamblea varios socios preguntaron a la Junta Directiva por el coste real del fichaje. Rosell mantuvo que el coste había sido de 57,1 millones, que es la cantidad que se incluyó en las cuentas anuales de la sociedad.

FERNANDO J. PÉREZ Madrid
13 MAY 2015 - 16:14 CEST