Carlo Ancelotti asfixia al Real Madrid

publicado a la‎(s)‎ 24 mar. 2015 12:00 por Carlos Perez

.
Ancelotti, en el Camp Nou.
Imagen: EFE


Ante el Barcelona, el Real Madrid tuvo una buena primera parte, con un juego de posesión que generó peligro y arrinconó a los culés en su campo. Sin embargo, después del tanto de Luis Suárez el equipo blanco se desmoronó como un castillo de naipes. Se quedó sin fuelle.



Carlo Ancelotti fue durante meses ajeno a los avisos que le lanzaba el equipo sobre el cansancio. La ausencia de recambios, las lesiones, la escasa confianza en el banquillo...todo obligó a que un grupo reducido de jugadores se cargasen de partidos. El esfuerzo afectó a la medular, zona clave en el 4-3-3 del italiano. El peaje de muchos meses se sigue percibiendo en el césped. El estado de forma del equipo no es bueno, lógicamente.

Ante el Barcelona, las posibilidades de éxito del Real Madrid pasaron principalmente por las piernas de Luka Modric. El croata, que apenas había jugado por su lesión, aguantó una hora. La poca ayuda que le pudo brindar Kroos (el más gris de la línea de medios) no fue suficiente e Isco prolongó su versión algo más discreta de las últimas semanas, a pesar de haber hecho un partido más que correcto. Muy poco pulmón para un equipo que se quedó con dos centrocampistas cuando el malagueño dejó su hueco a Jesé. La posterior entrada de Lucas Silva no alteró el paisaje.



Lo cierto es que el calendario favoreció en esa ocasión a un Real Madrid que tuvo una semana para preparar el choque frente a un Barcelona que el miércoles tuvo un exigente partido contra el Manchester City. Todos los jugadores de campo repitieron titularidad, y sin embargo acabaron más frescos que sus rivales.

Todo esto apunta de forma clara a que los jugadores del Real Madrid están un escalón por debajo en el plano físico. Hasta seis jugadores han superado ya la barrera de los 3.000 minutos: Kroos, Cristiano, Bale, Benzema, Casillas y Marcelo. Isco se sumará a esta lista si en el próximo partido que juegue suma 54 o más minutos.

Lo que le queda al Real Madrid es exigente. Seguir la estela del Barcelona en Liga, con una dura visita al Sevilla y recibiendo al Valencia. Una eliminatoria a doble partido con el Atlético en la que se juega todo en la Champions. En conjunto, cuatro partidos que, sumados al resto pueden decidir el rumbo de la temporada y en los que se les va a exigir lo máximo físicamente. A los blancos les urge resurgir, pero la asfixia a la que les ha sometido Ancelotti sigue pesando.

EFE
24/03/2015
Comments