Cada vez más, los tenistas usan psicólogos deportivos para lograr un rendimiento extra

publicado a la‎(s)‎ 4 sept. 2014 13:13 por Carlos Perez   [ actualizado el 4 sept. 2014 13:27 ]

Maria Foto: EFE


- Los tenistas siempre están buscando un rendimiento adicional, una ventaja intangible que podría llevarlos a lo más alto.

Para algunos es una dieta sin gluten o viajar con un entrenador personal, pero cada vez más la ayuda está llegando de parte de los psicólogos deportivos.

Esta es una práctica habitual desde hace años en el golf que ahora se ha extendido a otros deportes como el ciclismo o el atletismo. Sin embargo, los tenistas rechazaban abrir sus mentes, quizás temiendo lo que pudieran encontrar.

Pero en los últimos años, los psicólogos han estado más presentes en los torneos, y jugadores de élite como Andy Murray y Petra Kvitova ya han aprovechado los beneficios.



Murray ha tenido una relación de amor-odio con los psicólogos deportivos a lo largo de su carrera, ya que al principio no entendía cómo alguien que nunca había jugado al tenis podría ayudarle en la cancha.

Sin embargo, alentado por su entonces entrenador Ivan Lendl, volvió a intentarlo en 2012 y consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres. El escocés confirmó su eficacia ganando el Abierto de Estados Unidos ese año y Wimbledon en 2013.

Alexis Castorri ayudó a Murray a encontrar una mejor manera de comunicarse con Lendl y a lidiar con la dinámica de su equipo de apoyo, también lo asistió en la preparación de los partidos y a vencer los nervios de una final del Grand Slam.

Los servicios de la psicóloga han estado muy demandados este año en el Abierto de Estados Unidos. El sudafricano Kevin Anderson la alabó por ayudarle a ganar partidos complicados y recuperarse de las duras derrotas.

"Simplemente sentí que era una parte de mi juego que posiblemente podría mejorar", dijo Anderson esta semana. "Mucha gente dice que es 90 por ciento mental, todos sabemos cómo golpear pelotas de tenis y llevamos jugando al tenis tanto tiempo que es difícil hacer grandes cambios".

"Lo más importante es tener esa confianza y seguridad en tu juego y siento que sólo hablando con ella entiendo mejor mi juego (...) Tiene mucha experiencia, y creo que realmente fui capaz de conectar con ella y pienso que me llevé algunas cosas a la pista", remarcó.

Cuando Kvitova ganó su segundo Wimbledon este año, rápidamente dio las gracias a Michal Safar, con quien lleva trabajando cinco años.

Kvitova, que de por sí es tímida, consultó con Safar constantemente durante Wimbledon y usó técnicas de visualización para mantenerse calmada y centrada.

"Me ayudó mucho a la hora de gestionar la presión y a concentrarme en cada momento del partido", dijo la tenista. "Todavía estoy trabajando en la parte mental, es algo que realmente necesito".

Pero Patrick Mouratoglou, entrenador de la número uno del mundo Serena Williams, cree que los psicólogos y el tenis no son una buena mezcla.

"Creo en los psicólogos y creo que son muy útiles", dijo durante el Abierto de Estados Unidos. "Pero no creo que combine bien con la carrera de un tenista".

"Yo mismo he consultado con un psicólogo, así que se exactamente lo que es. El objetivo es hacerte pensar, entender y esas cosas, y creo que, cuando juegas al tenis, mientras menos piensas mejor".

(Traducido en la Redacción de Madrid, editado por Javier Leira)

EFE

05/09/2014