Brillante defensa de Alberto Contador

publicado a la‎(s)‎ 26 may. 2015 15:20 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 26 may. 2015 15:21 ]

Alberto Contador celebra en el podio la defensa de la maglia rosa. Foto: AFP

Astana equivocó los papeles y perdió una oportunidad de oro.

El diario Marca tituló tras la etapa 16: “Contador, el Giro es tuyo”, dando por descontado que el corredor de Pinto estará vestido de rosa el próximo domingo en Milán tras realizar una escalada memorable al Mortiloro en la que logró distanciar al italiano Fabio Aru para dejar al segundo de la general, el español Mikel Landa, a 4.02.

El líder del Tinkoff dio un paso importante gracias a su clase y a su coraje pues, tras rezagarse por un pinchazo, debió encarar uno de los premios de montaña más duros del mundo con casi un minuto de desventaja y sin que tuviera la cooperación de ninguno de sus gregarios pero así mismo por las equivocaciones garrafales del técnico del Astana, Giuseppe Martinelli, quien dio la impresión de que prefería ser segundo con Aru que pelear la carrera con el español Mikel Landa, quien en las etapas del domingo y la de este martes mostró que en este momento es el que mejor asciende.

Martinelli cometió su primer error en la escalada al Mortirolo pues casi desde que se inició el ascenso se veía claramente que Aru difícilmente podía seguir la rueda de su compañero, que en varias ocasiones tuvo que aflojar el paso para que no se le quedara. Ello facilitó la llegada de Contador, quien se dio cuenta de inmediato de la dificultad con que pedaleaba el líder del Astana y lo atacó. Landa dudó por algunos segundos sobre lo que tenía que hacer y fue el propio Aru el que, renunciando a su condición de jefe de filas del equipo, le dijo que se fuera en busca del corredor de la camiseta rosada.

En los últimos kilómetros de ese durísimo ascenso quedaron en cabeza Contador, el holandés Steven Kruijswijk y Landa, que se limitaba a ir a rueda con facilidad quizás esperando que Aru no perdiera demasiado tiempo. Era el momento de atacar ya que el esfuerzo realizado por Contador le iba a pasar factura. Pero el técnico del Astana no se pellizcó y dejó que Contador y el holandés pusieran un paso regulado.

Ni siquiera en la subida final a Aprica acertó el técnico del Astana pues el ataque de Landa fue demasiado tardío, cuando quedaban un poco más de tres kilómetros en los que consiguió 38 segundos de ventaja. Prefirió mantener a Landa quieto para que no perdiera más tiempo Aru, quien además de su desfallecimiento debió superar un pinchazo en el descenso.

Al final de la vibrante batalla de este martes hay que decir que Contador tiene todas las de ganar pero así mismo que aún no es tiempo de cantar victoria. Quedan cuatro etapas para librar las últimas batallas ya que la del domingo no cuenta pues tradicionalmente es la del paseo de la victoria y si el técnico del Astana se olvida de llevar a Aru al podio puede hacerle pasar malos ratos al líder del Tinkoff.

Este miércoles se tendrá una etapa casi llana, con desniveles no muy significativos pero en la que habrá que estar muy atentos pues en este Giro se han presentado situaciones complicadas en jornadas similares. El jueves la mayor parte de la fracción es llana pero en los kilómetros finales estará el ascenso al Monte Ologno, de primera categoría, antes de encarar un descenso vertiginoso.

El viernes una larga etapa de 235 kilómetros que tiene en los últimos 85 tres premios de primera categoría, en Saint Barthelemy, Saint Pantaleón y en la meta de Cervimia. Es un día para que pueda pasar cualquier cosa porque ya los pedalistas van con los últimos restos y, como remate, el sábado, en una jornada de 199 kilómetros, nuevamente habrá un final durísimo, con el ascenso a la Cima Coppi, situada en Colle delle Finestre, en la que en diez kilómetros se escala desde los 497 metros hasta los 2.178. Luego se encontrará un descenso y una subida a la meta en Sestriere, de tercera categoría. Aún queda terreno para darle un nuevo vuelco a las clasificaciones.

Saliéndonos de la lucha por el título hay que resaltar la actuación del costarricense Andrey Amador, cuarto en la general y del colombiano Carlos Betancur, quien fue décimo en la etapa. Rigoberto Urán sigue perdiendo tiempo y ahora está en la casilla 14 a 22.12, Darwin Atapuma es 18 a 27.20 y Carlos Betancur 19 a 32.33.

26 MAYO 2015 - 3:30 PM
Por: Rafael Mendoza. Especial para El Espectador