Brasil vs. Alemania, la revancha de la final del Mundial del 2002

publicado a la‎(s)‎ 5 jul. 2014 12:30 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 5 jul. 2014 12:30 ]



FOTO:EFE/Selección de Alemania

La semifinal del Mundial 2014 entre Brasil y Alemania, en Belo Horizonte el 8 de julio, resucita los recuerdos de la final del Mundial de Corea-Japón 2002, ganada por la Seleçao. Las imágenes de Yokohama, aquel 30 de junio de 2002, vuelven a la memoria de todos 12 años después.
Oliver Kahn, el guardameta alemán, había hecho un torneo impecable hasta entonces. Pero el día de la final cometió un grave error que permitió a Ronaldo abrir el marcador. "El fenómeno" terminó firmando el doblete de la victoria (2-0).
La Canarinha logró así su quinto y hasta el momento último título Mundial a las órdenes de Luiz Felipe Scolari, que volvió a la Seleçao para tratar de lograr el sexto este año en el mítico Maracaná. En esta edición, Brasil rozó la catástrofe en octavos de final ante Chile, en una tanda de penales de infarto (3-2 tras empate 1-1 al final de los 90 minutos reglamentarios y la prórroga).
Las lágrimas del portero Julio Cesar antes del agónico ejercicio chocaron menos al país que las de Thiago Silva, que se negó a lanzar y dimitió de su papel de capitán aislándose para rezar. "Felipao" recurrió luego a una psicóloga para que ayudara al equipo a gestionar la presión. Y el resultado fue positivo.
La semifinal
Un Thiago Silva guerrero inauguró el marcador y celebró su gol golpeándose el pecho y dándole una palmada viril a su compañero David Luiz, que anotó el segundo de falta directa. Los guerreros de Brasil aparecieron en cuartos, algo que puede llegar a ser útil cuando el siguiente rival es Alemania.
El problema es que Thiago Silva, suspendido, y Neymar, lesionado, no podrán jugar. Esto complicará la labor de la Seleçao, porque como tuiteó después de la victoria alemana ante Francia (1-0) en octavos de final el exinternacional inglés Gary Lineker, hoy comentarista deportivo: "Lo que ocurre con los alemanes es que son alemanes". Es la última ocurrencia del exjugador del FC Barcelona, que ya pasó a la posteridad por otro aforismo: "El fútbol es un juego sencillo.
22 hombres corren detrás de un balón durante 90 minutos y al final, los alemanes siempre ganan". Al igual que en 2002, Alemania tiene un gran arquero, Manuel Neuer. El guardameta impresionó en los octavos de final contra Argelia (2-1 en la prórroga) saliendo de su área en varias ocasiones para cortar contragolpes africanos.
Esta estrategia le valió comparaciones elogiosas en Alemania con Franz Beckenbauer, el legendario líbero de la Mannschaft. Contra Francia se quedó en su arco, pero estuvo imperial ante los ataques de Benzema, Valbuena o Matuidi. Y cuando Neuer no estaba, era Mats Hummels el que se encargaba de todo.
Como cuando asfixió a Benzema en el área para impedir sus ataques. El defensa del Borussia Dortmund también fue el autor del único gol del partido. Brasileños y alemanes tienen su segunda cita mundialista el 8 de julio en el estadio Mineirao de de Belo Horizonte


Sabado 5 de Julio de 2014
EFE