Bogotá se blinda para el segundo partido de la Selección Colombia

publicado a la‎(s)‎ 17 jun. 2014 6:13 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 17 jun. 2014 6:14 ]


FOTO:AFP/Hinchas de la  Selección Colombia


Tarjeta roja y suspensión, al menos, por una fecha. Así, con términos futbolísticos, se pueden resumir las medidas que aplicará la administración en algunos barrios de localidades como San Cristóbal, Usme, Kennedy, Bosa, Engativá y Ciudad Bolívar, al haber sido los mayores epicentros de violencia, riñas y muertes el pasado sábado y domingo, tras la celebración del triunfo de Colombia en el Mundial.
Entre las medidas que se tomaron ayer, luego de un consejo de seguridad, está la de poner pico y placa todo el día (desde las 6:00 a.m. hasta las 7:30 p.m.) para los que el jueves tengan la restricción; activar la alerta verde en los hospitales públicos como plan de contingencia, y en los barrios más violentos se aumentará el pie de fuerza, para realizar un plan desarme, es decir, se intensificarán las requisas.
Además, se aumentarán las zonas de concentración autorizadas para ver el segundo partido de la selección de Colombia. A las de los parques de la 93, de la 85, de Lourdes y en los centros comerciales se sumarán puntos en los parques de Bosa, Suba, la Plaza de Bolívar, el Simón Bolívar y están por definir si ubican un punto en el parque El Tunal o en Arborizadora Alta, en Ciudad Bolívar.
“La ley seca no fue suficiente. Se incrementaron las riñas, producto del consumo de alcohol, y los accidentes de tránsito. Por eso pondremos más puntos de concentración, ya que en estos sitios la gente se comportó bien, mientras que en otras zonas no fue así. Vamos a sacarles tarjeta roja a los sitios más complejos en materia de seguridad”, dijo Johnatan Nieto, subsecretario de Convivencia.
Para evaluar el comportamiento de los capitalinos, habrá un puesto de mando unificado y el comandante de la Policía Metropolitana estará todo el día patrullando en el helicóptero de la institución.
Las medidas se toman luego de conocer las estadísticas del fin de semana, después del primer partido de la selección. Entre sábado y domingo se registraron al menos 3.000 riñas, que dejaron un saldo de nueve personas muertas, 15 heridas y casi 400 detenidas, datos que preocupan si se tiene en cuenta que el incremento de la violencia se dio en un fin de semana con ley seca y jornada electoral, algo fuera de lo normal en materia de seguridad. Sobre los nueve homicidios, la Policía señaló que cinco fueron por riñas, dos por casos pasionales y dos por sicariato.
De acuerdo con Johnatan Nieto, el fin de semana pasado también se dispararon las llamadas a la línea de emergencia 123. Mientras en un fin de semana normal, sin ley seca, se registran al menos 28.000 llamadas, en esta oportunidad fueron casi 50.000, por diferentes motivos. “Muchas fueron alertando riñas, aunque vale aclarar que varias fueron para reportar el mismo hecho. Sin embargo, es un registro muy superior al que se tiene normalmente. Por eso tuvimos que tomar medidas”, concluyó.

BOGOTÁ 17 JUN 2014 
6:15 AM
Por: Redacción Bogotá