Bale y su nueva lesión sin importancia que se alarga más de la cuenta

publicado a la‎(s)‎ 30 ene. 2014 8:32 por Carlos Perez   [ actualizado el 30 ene. 2014 9:07 ]
bale-granada-efe.jpg

Foto: EFE



   Gareth Bale no aparece por el entrenamiento del Real Madrid desde que Murillo, jugador del Granada, le diera una patada entre el muslo y 'sus partes' en el partido de Liga del sábado. Dónde está Bale es la gran pregunta de los madridistas, que ven como un golpe se convierte en un nuevo infortunio que podría dejar a su gran fichaje de esta temporada fuera del equipo más de lo esperado.

Ancelotti trató de tranquilizar a la parroquia blanca tras el partido ante el Granada y señaló que el cambio se debía a "un golpe". Pese a sus palabras no quiso hablar de problemas mayores y aseguró que "no es una lesión, es una carga que le ha desequilibrado un poco. No tendrá problema para el próximo partido".

Lo cierto es que el próximo partido del que hablaba el míster era ante el Espanyol en Copa del Rey y el propio Ancelotti ya avisó en la previa del partido que Jesé ocuparía el sitio de Bale. Eso sí, le dejó la puerta abierta para su regreso en San Mamés donde "si está bien" jugará.



Un golpe que ha llevado a Bale a entrenar en solitario en el gimnasio y que le hace ser duda para el partido de Liga ante el Athletic. Cuatro días son los que lleva el jugador al margen del grupo y que dejan muchas dudas de cara a su participación liguera.

Desde el madridismo no se pone en duda el compromiso de Bale, que ayer acudió a recuperarse a la Ciudad Deportiva de Valdebebas en su día libre, sino su fiabilidad, y es que ya son muchos partidos los que el jugador no se ha vestido de corto por las lesiones.

Se trata del tercer gran parón del jugador que ha visto interrumpida su progresión al menos en tres ocasiones por periodos de tiempo importantes. Hasta tres mini-pretemporadas ha preparado el Real Madrid a Bale para que coja el tono físico que necesita un jugador potente como él.

El jugador ya estuvo de baja más de lo esperado por un golpe fortuito con Arbeloa, como los miles que hay en los entrenamientos, que le hizo sufrir más de la cuenta y le dejó fuera del grupo casi un mes. A falta de comunicados médicos y de ver a Bale sobre el césped, la presencia del jugador en Bilbao se antoja complicada.

Cuando el galés ha estado en un estado de forma cercano a su mejor nivel ha cumplido sobre el campo y ha marcado goles, pero los problemas físicos le persiguen desde su llegada a Madrid. Nunca un problema físico es menor si hablamos de Gareth Bale.


Por: EFE
30/01/2014