Aprovechar la 'cara B' de los estadios para generar beneficios

publicado a la‎(s)‎ 31 oct. 2014 14:45 por Carlos Perez
san-mames-athletic-efe.jpg

El nuevo San Mamés, estadio del Athletic. Imagen: EFE.



Aunque parezca extraño a simple vista, un estadio de fútbol, baloncesto o cualquier otro deporte, no es solo una instalación deportiva. Puede convertirse en algo más que trasciende lo meramente deportivo y pasar al ámbito sociocultural y económico.



El Stadium Design Summit ha tratado precisamente estas posibilidades. Este congreso, organizado por You First Sports y Xperiology, aborda la tendencia aún poco potenciada en España de convertir un estadio en un recinto multifuncional con el que poder aumentar las ganancias tanto en día de partido como el resto del año. La intención es clara: que el estadio pueda generar recursos 365 días al año, sin que ello repercuta en la idiosincrasia del club y del propio deporte. Que sea un enclave más a visitar por los turistas (y los propios habitantes) dentro de la ciudad.

A través del repaso a diversos estadios a lo largo del mundo que cunden con el ejemplo, se analizan las diferentes posibilidades para concretar esta estrategia: desde Miami, pasando por Estocolmo, Londres o Bilbao. Ya sea con estadios construidos o en construcción, el final es el mismo: innovación en un área en la que aún queda mucho por ver.

No depende de deportes ni de categorías. Independientemente del equipo que se aloje en ellos, los estadios, con amplios complejos de restauración, museos, miradores, soluciones de ocio, usos complementarios para conciertos...pueden ser capaces de aumentar los beneficios.

Hay tres facetas: aumentar el volumen o frecuencia de contenidos en las instalaciones, alargar el tiempo de permanencia de los usuarios en los estadios (que no acudan solo al evento deportivo) para aumentar el consumo y hacer de la experiencia algo positivo con el objetivo de fidelizar a estas personas.

Todo esto no implica necesariamente una inversión grande, a veces solo se trata de pulir ciertos detalles. Por supuesto, tampoco implica construir un estadio nuevo. Introducir experiencias de forma progresiva es un método igual de eficaz y menos costoso.
"Una oportunidad"

"Creemos que en España esta cuota de negocio que es sustancia en otros países todavía no está lo suficientemente explotada, y que hay una oportunidad, tanto para nosotros como para los poseedores de estos derechos", explica David Brabender, Global Managing Director de You First Sports.

Para Brabender, esto se debe a un tema de cultura o tradición, por encima de lo económico: "Es algo que ha pasado por no haberlo atacado o por no haberlo asumido. Además, ahora los clubes están más abiertos a alternativas que les proporcionen más ingresos".

Se avanza poco a poco. El propio Brabender asegura que esta nueva dinámica ya se está llevando a cabo por parte de equipos de más solera, pero que poco a poco el resto de escuadras se va concienciando de esta vía: "Esto lleva a poder competir en la cancha, en la grada o dónde sea". Una forma más, al fin y al cabo, de luchar por estar en todo lo alto.


EFE
31/10/2014
Comments