Apresquí: la mejor diversión fuera de pista

publicado a la‎(s)‎ 4 feb. 2014 17:34 por Carlos Perez   [ actualizado el 4 feb. 2014 17:37 ]


FOTO: EFE



   Aunque no sean los lugares más buscados por los esquiadores ávidos de pistas llenas de dificultades en las que medirse cada año, ni por quienes recurren a la comodidad de los grandes complejos, hay sitios donde la experiencia invernal puede ocupar casi las 24 horas del día con opciones de ocio para todos los gustos.

El casino, las tiendas, los restaurantes y los bares de Crans Montana son un ejemplo de que Suiza, por muy neutral que sea, sabe animar a sus visitantes. Pero el lujo extremo está en las pequeñas cosas que lugares como Zurs ofrecen, como la semana invernal del golf de Mercedes Benz, que en marzo permite a los aficionados a este deporte probar sus habilidades sobre un manto blanco en lugar del tradicional verde.

En Chamonix, y saltado a Francia como quien no quiere la cosa, también se puede uno entretener en hacer cosas más allá de subir y bajar la montaña. En 2010, la estación será una de las sedes del primer Monoski Test Tour, que se celebrará en 11 pistas de los Alpes y Pirineos. Y con la primavera llegan las terrazas, la entrega de los Piolets de Oro y el Printemps Festival de música clásica.

Aunque si se trata de unificar deporte y diversión, la palma se la lleva la española Sierra Nevada. Que los locales de Pradollano tengan ambiente es importante, pero es que además está a media hora de Granada y a hora y media de Málaga. Uno puede pasar la mañana esquiando, la tarde en la playa y cenar de tapas a los pies de la Alhambra.

Opciones para familias esquiadoras

Austria tiene una de las mejores ofertas para familias con niños. Stubai resulta muy interesante para quienes necesiten ideas para entretener a uno o varios niños y la paciencia les pida un descanso de las labores de vigilancia.

No es sólo que hayan construido una anchísima pista para familias enteras, es que hay una guardería para niños a partir de 3 meses y una escuela/campamento donde los cuidan con mimo -con señorita que consuela a los que se caen incluida- desde los 3 años. Si uno se hospeda en uno de los hoteles que tienen acuerdo con el 'Big Family Sky Camp', incluso recogen a los pequeños aspirantes a maestros del slalom allí mismo y se los llevan cada mañana a sus clases.

Si al viaje de esquí lo que le apetece es asociarle una visita a lugares exóticos, hay que seguir los pasos de los australianos y decantarse por uno de sus úlltimos descubrimientos: Niseko, en Japón. Con el inactivo volcán Yotei como fondo, en el Grand Hirafu, permite pasearse por un pequeño pueblo de cabañas con mucha vida nocturna. En plena preparación de los Juegos Olímpicos de 2014 está la rusa Krasnaya Polyana, que cuenta con un microclima único a orillas del Mar Negro.

Al otro lado del Atlántico, algunos reconocidos lugares de diversión y lujo internacional son esquiables. Por ejemplo, el Lago Tahoe, un enclave frecuentado por ricos, en el que es posible hospedarse en alguno de los impresionantes complejos hoteleros que rodean la orilla. Los mejores, en el lado sur. Dicen que el paisaje es impresionante.
Por: EFE
05/02/2014