A Ancelotti se le acaba el crédito en el Real Madrid

publicado a la‎(s)‎ 10 abr. 2014 19:44 por Carlos Perez   [ actualizado el 10 abr. 2014 19:47 ]
Ancelotti-2014-lluvia-bernabeu-efe.jpg

FOTO: EFE



A día de hoy, la continuidad de Ancelotti en el Real Madrid la próxima temporada tiene visos de convertirse en un imposible. Los resultados deportivos y la imagen que el equipo está mostrando no terminan de convencer a la directiva merengue, a la que se le está agotando la paciencia.



Tal y como publica El Confidencial, la vuelta de semifinales contra el Borussia en el Signal Iduna Park ha sido un detonante en las altas esferas de Concha Espina. El equipo fue un juguete en manos de los alemanes durante gran parte del partido. La pesadilla de Dortmund, aparentemente olvidada, el martes volvió a hacerse realidad. Algo que la zona noble del Bernabéu ha observado con especial malestar.

A pesar de la clasificación, el partido dejó un mal sabor de boca a los seguidores blancos. Las sensaciones mostradas por el equipo no crean demasiadas expectativas y la directiva ha centrado la atención sobre el entrenador italiano y sus decisiones, algunas de las cuales han sido duramente cuestionadas. Una situación que no ha hecho sino empeorar desde la derrota ante el Barcelona en el Bernabéu.

Difícil panorama para Ancelotti, al que la obtención de la Copa (sin Cristiano) seguramente no le valdría para ganarse el perdón de los directivos. No obstante, en el fútbol mandan los resultados, y ganar la Champions sería el billete automático para un año más en el equipo.
También con los jugadores

Pero el enfado de la directiva no es solo con Ancelotti: también va dirigido a algún que otro jugador de la primera plantilla. Los altos cargos del Real Madrid entienden que una parte de responsabilidad de lo ocurrido en Alemania es suya: Coentrão, Illarramendi, Di María, Bale y Benzema son los jugadores que están en la picota.

El caso del luso es el más sangrante, creen que sus continuas lesiones restan rentabilidad a su elevada inversión. El resto no sale muy bien parado: de Illarramendi se critica su inexperiencia y de Di María su irregularidad. De Bale y Benzema requieren mucho más compromiso y que sus actuaciones se correspondan a lo que son, por estatus y salario: estrellas.


POR: EFE
11/04/2014