4-4-2 o mermar a Bale: el dilema de Carlo Ancelotti

publicado a la‎(s)‎ 26 sept. 2014 11:15 por Carlos Perez
Bale-celebra-grada-bernabeu-2014-reuters.jpg - 640x450


Bale podría ser uno de los damnificados en Villarreal. Imagen: Reuters.



Karim Benzema vive un momento delicado en el Real Madrid. Otro más. El delantero francés es el que menos anota y que lo hace cada más tiempo de la extensa nómina de atacantes del equipo. Solo ha metido un tanto de los últimos 18 del conjunto, pero Carlo Ancelotti anunció que volvería a jugar ante el Villarreal. Y eso mete al italiano en un lío.



Porque la entrada del '9' le deja en una disyuntiva que relaciona a Benzema con uno de los indiscutibles en el Real Madrid: Gareth Bale. Con el nuevo cambio de esquema, los destinos de galés y francés son dependientes. En función de la titularidad de Benzema, Bale cambiará su posición. En este 4-4-2, si Benzema ocupa una de las plazas de delantero, Bale se desplazará a la banda. El otro puesto de ariete es para Cristiano Ronaldo.

Ello conlleva un problema, un inconveniente: Bale pasa a ser muy poco trascendente en esa zona. En la banda, pierde peso y cercanía al área. La idea es compensar esto con la mayor capacidad asociativa de Benzema, pero en el aspecto goleador el equipo sí podría verse afectado.

La alternativa a esto sería un cambio de sistema. Los tres atacantes estarían cerca del área, pero el Real Madrid volvería al problema de principio de curso: un 4-3-3 que desequilibra al equipo. Este cambio de dinámica ha venido de la mano con el 4-4-2 y la presencia de más futbolistas en el medio (Illarramendi, Kroos, Modric...) ha sido beneficiosa.

Exigir al equipo un nuevo cambio de sistema parece ser la opción que cuenta con menos enteros, pero ahí entra en juego la decisión de Ancelotti. Y la pregunta es: ¿importa más el equilibrio o mantener a Bale cerca del área rival? La respuesta, este sábado, en El Madrigal.

EFE
26/07/09
Comments