13 casos de deportistas que salieron del clóset

publicado a la‎(s)‎ 13 feb. 2014 10:28 por Eliana Caterine Alvarado   [ actualizado el 13 feb. 2014 10:28 ]




FOTO:AFP

El primer deportista en declararse homosexual fue una mujer, una corredora de automóviles, en 1898. Su nombre era Hélène Van Zuylen, nació en Francia en 1863 y su amor por las carreras  se debe a su esposo, Etienne van Zuylen, quien era el presidente del Club Automovilístico Francés. Hélène, quien mantenía una relación lésbica con la poetisa inglesa Renée Vivien, fue también la primera mujer en competir en el automovilismo, bajo el seudónimo Snail.
Uno de los casos más dramáticos del deporte y la comunidad LGBTI es el del futbolista inglés Justin Fashanu. Su historia desde el principio fue mediática por ser el primer hombre negro  en recibir un millón de libras esterlinas en el Nottingham Forest. Sin embargo, en 1990, cuando salió del clóset, su entrenador Brian Clough lo empezó a dejar de lado en los partidos, por lo que el futbolista decidió viajar a América donde fue sospechoso de la violación de un joven de 17 años, por lo que en 1998 toma la decisión de suicidarse.
Otro futbolista que se declaró gay fue el ex jugador de la selección alemana, Thomas Hitzlsperger.  El medio campista, quien vistió la camiseta de la selección en 52 oportunidades, decidió, luego de una larga relación amorosa con su novia Inga, abandonarla antes de casarse en 2007. Sin embargo, sólo hasta 2014, el futbolista declaró a los medios que era gay. La presidenta de Alemania, Angela Merkel, utilizó el ejemplo del futbolista para alentar a otros jóvenes en salir del clóset y lo felicitó por su declaración a los medios de comunicación internacionales.
Una deportista que ha sido motivo de orgullo para la comunidad LGBTI y para las mujeres es Billie Jean King. Esta tenista norteamericana además de declararse lesbiana en 1968 ganó 39 torneos de Grand Slam, seis Wimbledon, cuatro US Open, un Australian Open y un French Open, y es considerada una de las mejores tenistas de la historia luego de ganarle a Bobby Riggs, el número uno del tenis, en 1973 en “La Batalla de los Sexos”. Fundó la Asociación Femenina de Tenis, fue la capitana del equipo de EE.UU. por tres años y en los juegos Olímpicos de Sochi 2014, el presidente, Barack Obama, la eligió para acompañar al TeamUSA.
El baloncesto profesional también tiene miembros de la comunidad LGBTI. En 2013, el activo, pero sin equipo, jugador, Jason Collins, declaró su homosexualidad en los medios de comunicación. Graduado de la universidad de Stanford, Collins recibió el All-American en 2000-2001, premio que se entrega a los mejores jugadores amateur del país. Sus equipos han sido en orden Houston Rockets, New Jersey Nets, Memphis Grizzlies, Minnesota Timberwolves, Atlanta Hawks y Washington Wizards. Ahora, que el basquetbolista salió del clóset, no tiene equipo donde jugar, sin embargo, algunos dicen que es por temas deportivos.
Las grandes ligas también cuentan con la historia de Glenn Burke, el primer beisbolista en salir del clóset. Aunque su historia no es tan alentadora, pues terminó en las drogas y murió de SIDA en 1995. Su declaración se hizo en 1978 y el capitán de su entonces equipo, Davey Lopes, lo respaldó. Sin embargo, el directivo de los Los Ángeles Dodgers, Al Campanis, le ofreció dinero y el pago de su luna de miel si se casaba con una mujer. Así es como decide en 1979 abandonar el béisbol por los prejuicios sociales en contra de la comunidad LGBTI.
Uno de los deportistas gays más famosos es el jugador de rugby galés, Gareth Thomas. Este fullback tiene el récord galés al superar llegar a los 100 partidos ganados en torneos internacionales, además de ser el jugador con más juegos internacionales con la camiseta de la selección galesa. En la actualidad, Thomas es el octavo jugador con más trys en la historia, siendo una de las fichas clave de su selección. En 2009, dos años después de entregar la cintilla de capitán de la selección galesa, declaró su condición homosexual y dijo la famosa frase “no quiero ser recordado como el jugador de rugby gay, sino como un jugador de rugby”.
En el imaginario común existe un pensamiento sobre los gays y los deportes femeninos, sin embargo, el boxeo, uno de los deportes más rudos del mundo, también pone su cuota en la comunidad LGBTI. Orlando Cruz, un puertorriqueño del peso Pluma también se declaró gay en 2012, mismo año en el que fue considerado por la Organización Mundial de Boxeo como el cuarto mejor del mundo. En su combate por el título mundial ante Orlando Salido, Cruz apareció con una vestimenta que, además de la bandera puertorriqueña, contenía los colores de la bandera que representa a la comunidad LGBTI, lastimosamente perdió el combate por nocaut en el séptimo round.
Otra mujer que ha causado un gran escándalo en los Olímpicos de Invierno en Sochi, es la medallista de oro, Ireen Wüst. Esta patinadora, quien es la mujer más joven en la historia holandesa en ganar una medalla de oro, es abiertamente bisexual y decidió hacerlo público en 2009. Su vida está enmarcada por triunfos y viajes, pues en 2010, en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouer, Canadá se llevó la medalla de oro en la prueba de velocidad de los 1500 metros, mientras en los de Sochi, Rusia fue la número uno en la prueba de los 3000 metros.
El caso no es lejano de Colombia. La famosa arquera de la selección tricolor, Paula Forero, es abiertamente lesbiana como le confirmó a El Espectador. Desde hace ya varios años le interesan las mujeres y su vida en Florida, Estados Unidos ha sido más fácil con respecto a su vida sexual. Forero, quien ha jugado en clubes en Estados Unidos y Colombia, participó en el mundial sub17 de Nueva Zelanda 2008, Sudamericano sub20 2010, Mundial sub20 de Alemania 2010 y en la copa América de Ecuador 2010. Es una de las jugadoras más reconocidas de Colombia y sus compañeras apoyan su condición sin ningún tipo de discriminación.
El rugby australiano, uno de los deportes más rudos el planeta, tiene un jugador gay, Ian Roberts. Este caso es uno de los más inspiradores de la comunidad LGBTI en el deporte. En 1995 cuando Roberts salió del clóset, sus compañeros no sólo no le vieron problema a su condición sexual, sino que apoyaron al jugador con frases como “mantenerse fiel a uno mismo es lo más importante” y fue tanto el apoyo que giró en torno al ahora actor, que los directivos de The Footy Show, programa de televisión centrado en los deportes australianos, crearon campañas en contra de la homofobia y apoyaron a la comunidad LGBTI para que aceptara su condición en público.
Enrique Sarasola es otro deportista que también salió del clóset. Este jinete de polo nacido en España es otra de las cuotas de la comunidad LGBTI que aceptó su condición en público y realiza actividades físicas sin miedo a la homofobia. Fue campeón de hípica cuatro veces en España, obtuvo tres diplomas olímpicos y obtuvo la medalla de bronce en Campeonato Europeo de Concurso Completo. Aunque sólo hasta 2003 ‘Quique’, como se le conoce al jinete, salió del clóset en los medios de comunicación, asegura que lleva una vida abiertamente gay con su familia desde los 19 años. En 2006 contrajo matrimonio con su novio Carlos Marrero, y sirvió para apoyar el matrimonio entre personas del mismo sexo en España. Sarasola, quien nació en una familia acomodada ahora es un empresario importante y uno de los 25 gays más poderosos de España.
Otra lesbiana reconocida, más por sus condiciones con el balón que por su condición sexual, es la británica de la selección Inglesa Casey Stoney. Esta defensa es la actual capitana de la selección inglesa, que llegó a los cuartos de finales del mundial femenino de 2007, y de la selección de Gran Bretaña de los Olímpicos  de Londres 2012. Ha jugado con el Arsenal, el Charlton, el Chelsea, el Lincoln y ha vestido la camiseta de la selección ingles en 114 oportunidades y cinco la de Gran Bretaña. Admitió su homosexualidad en febrero de 2014 y criticó fuertemente a Rusia y Qatar, países que han generado gran polémica contra las personas de la comunidad LGBTI y dijo a la BBC al salir del clóset “Yo nunca iría a Rusia o Qatar porque sé de antemano que no sería aceptada.”
 


OTROS DEPORTES 13 FEB 2014
11:57 AM
En Twitter: @manub90
Por: Manuela Bernal Serrano