Checo contra el mundo

publicado a la‎(s)‎ 27 may. 2013 10:38 por oscar diaz


  • RÄIKKÖNEN Y ALONSO CRITICAN DURAMENTE AL PILOTO MEXICANO


  • El piloto de McLaren abandonó tras tres adelantamientos y un golpe con el Lotus del finlandés




Foto: MARCA

Checo Pérez sigue teniendo una cuenta pendiente con Mónaco, donde no consigue cuajar un fin de semana completo. Ayer lo intentó con todas sus fuerzas, a veces incluso con demasiado ímpetu, teniendo en cuenta que en las calles del trazado urbano del Principado no se puede tentar a la suerte continuamente y salir indemne.

El piloto mexicano de McLaren partió séptimo y llegó a estar quinto en la carrera a pocas vueltas del final. Justo hasta que su coche, dañado por los desperfectos producidos instantes antes contra el Lotus de Kimi, se rindió.


APUESTAS
¿Quién ganará el Mundial?
Sergio las tuvo con Button, Alonso y Räikkönen por partida doble, y el lugar elegido para la emboscada siempre fue la frenada de la nueva chicane, a la que se llega tras el descenso del túnel.

Button fue su primera víctima. Aunque, para ser justos, la maniobra de Checo fue genial. Corría la vuelta 42 de las 78, cuando le metió el coche por el hueco exterior y entró como el acero en la mantequilla. Jenson quedó perplejo y sin la séptima plaza que le había robado en la salida.

A Fernando llegó sólo dos giros más tarde. Con la misma táctica, pero esta vez con menos espacio. Alonso intentó separarse para evitar el choque, pero no pudo evitar meter las cuatro ruedas por dentro de la isleta.

«Es un piloto muy agresivo, le ha salido bien algunas veces. Este año, en Bahréin, prácticamente echó a Button y yo tuve que salirme fuera del circuito. Aquí tuve que salirme de la chicane, porque si no hubiera habido contacto. Con Kimi no tuvo tanta suerte y sí tuvo el contacto, pero nosotros no tenemos nada que decir», reconocía el asturiano tras la prueba. «Aquí no le ha salido tan bien y ha tenido que retirarse. A ver si le sirve como lección», añadía Alonso en tono más severo.

En ese momento, Fernando mantuvo la plaza, pero los comisarios le indicaron luego que le cediera su lugar a Pérez, lo cual hizo tras un safety car en la vuelta 47.

El piloto de Guadalajara no se conformaba con el botín y se lanzó a por Kimi, que marchaba plácido en el quinto puesto. Lo intentó de nuevo en la 54, pero ambos tuvieron que saltarse la famosa chicane. «Es un estúpido. Sólo quiere arruinarme la carrera», le dijo el finlandés a su ingeniero de pista por la radio.

En la vuelta 70, tras otro coche de seguridad, Pérez regresó a la carga. Esta vez Kimi cerró la puerta, como se le exigió a Alonso en algunos foros, pero el choque fue inevitable. El Lotus pinchó y perdió parte del ala delantera y Checo se dejó medio bigote contra el guardarrail exterior. Räikkönen se fue hasta el 16, aunque remontó en sólo seis vueltas hasta los puntos. Y Checo se quedó en La Rascasse. Su rival recurría en la RTL a una frase sonora. «Quizá hay que golpearle en la cara», dijo de una forma poco afortunada para descargar el enfado.

Por MARCA.COM
MIGUEL SANZ. MONTE CARLO 27/05/13 - 11:42
Comments