CATERINE, LA REPRESENTACIÓN DE LOS SUEÑOS HECHA REALIDAD

publicado a la‎(s)‎ 16 ago. 2013 14:01 por Angela Maria Camargo   [ actualizado el 16 ago. 2013 14:09 ]


La antioqueña es una muestra fiel de que el esfuerzo, el trabajo y los sueños se sobreponen a la adversidad.

Caterine Ibargüen, un nombre que por estos días ha sonado con fuerza en nuestro país, que resalta la capacidad de los atletas colombianos y que sin duda llena de emoción y esperanza a los deportistas que se vienen preparando para lograr grandes metas como lo hizo la nueva campeona mundial de salto triple.
Siguiendo sus sueños, Caterine entrenó desde pequeña para llegar a una posición privilegiada en la élite mundial, comenzó con disciplinas como salto de longitud y salto de altura con los que también logró llegar a campeonatos mundiales de atletismo y Juegos Olímpicos en 2004 (Atenas) y aunque se desempeñó en esas categorías desde los 14 años no logró clasificar a los JJ.OO. en Beijing, 2008.

Su marca no fue suficiente, y pese a querer dejar el deporte debido a esta frustración, decidió comenzar una nueva etapa y así se dedicó al salto triple que le ha traído triunfos y felicidad. En Puerto Rico su entrenamiento se fortaleció día a día, y allí también cumplió otra de sus metas personales: estudió enfermería, de la cual se graduó recientemente.

La tenacidad la llevó a esforzarse y conseguir mejores marcas; en los juegos panamericanos  de Guadalajara en 2011 logró 14,92mts y su mejor marca en esa temporada la logró en Bogotá, donde obtuvo 14,99mts con mira a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En Londres, la competencia fue dura, y de nuevo muchos colombianos la apoyaban a la distancia. 14,80mts fue el número que le permitió alcanzar la medalla de plata para Colombia, fue una de las alegrías que le trajo a nuestro país los JJ.OO. ya aportó a la mejor actuación Colombiana (con 8 medallas) en estas competencias.

Este año, se esperaba una buena actuación de la Colombiana en el campeonato mundial de atletismo que tendría lugar en Moscú; y aunque nueve horas nos separan, muchos aficionados a este deporte y los que querían apoyar a Ibargüen a través del televisor y de la buena energía, logró sentir la vibra que desde aquí se le enviaba, según dijo ella.

Así, entre plátanos, pescado, años de trabajo, ganas de salir adelante y éxitos que le preceden, llegó Caterine a Rusia, esperando brindar una nueva alegría a la gente de su país y a los que creen en ella. Entonces, su primer salto en la competencia no registró ni para clasificación, el segundo fue el más importante y el que le vestiría de oro. Fueron los 14 metros con 85 centímetros que la coronaron como campeona mundial en su categoría.

Después de tantos triunfos, trazados desde pequeña y forjados con dedicación y superación a su realidad personal de la infancia donde estuvo acompañada de su abuela, Caterine es una de las mejores atletas nacionales, un ejemplo de coraje para quienes quieren seguir sus pasos y llegar a mostrar en el deporte “la cara linda de Colombia” como ella misma lo ha denominado, y la mayor enseñanza de una mujer que nació hace 29 años en Apartadó ha sido ¡SÍ SE PUEDE!


Por: @JennyPrietoR
directoriodeportivo.co
16 de agosto de 2013