Carolina Tabares, eliminada en 5.000 metros del mundial de atletismo

publicado a la‎(s)‎ 14 ago. 2013 6:15 por Eliana Caterine Alvarado



FOTO:AFP
               
           La colombiana Carolina Tabares, eliminada este miércoles en la primera ronda de la prueba de 5.000 metros del mundial de atletismo de Moscú-2013, no perdió la sonrisa porque cumplió un sueño compitiendo en esta competición y viendo a su ídolo, la etíope Tirunesh Dibaba.
Tabares terminó en décima y última posición de la primera de las dos series, con un tiempo de 16 minutos, 22 segundos y 81 centésimas, sin cumplir su objetivo de bajar de los dieciséis minutos.
Dibaba, campeona el domingo en los 10.000 metros, no participó en los 5.000 metros, donde inicialmente estaba inscrita, ya que su Federación prefirió alinear en los 5.000 a Meseret Defar y evitar rivalidades internas, por lo que Tabares no pudo coincidir con ella en la pista, pero sí en el hotel.
"Estamos en el mismo hotel con muchos atletas importantes, con gente a la que admiro y eso también es muy lindo para mí. Sobre todo porque está ahí Dibaba, que es alguien a la que sigo desde hace mucho y que es mi ídolo, un ejemplo para las que nos dedicamos a esto", afirmó a la AFP.
En su impresionante palmarés, Dibaba, considerada la mejor fondista de la historia, tiene cinco oros en Mundiales y tres olímpicos. En los 10.000 metros es la actual campeona olímpica y ahora mundial tras su éxito en Moscú.
Tabares, de 27 años, que ganó el Campeonato Sudamericano de la especialidad este año, quedó lejos de su mejor registro de 16:09.82, logrado este año.
Era consciente de que pasar a la final era algo tremendamente complicado, ya que a la misma sólo accedían las cinco primeras de cada serie y los otros cinco mejores cronos.
"Estar aquí ya era un logro importante. Es mi primer Mundial, mi primera gran competición, y para mí vivir esto de cerca y poder estar competir con las más importantes es algo muy importante. Hasta ahora sólo veía a muchas de ellas por televisión", declaró Tabares sin perder la sonrisa.
"Me voy contenta igual porque considero que participar en un Mundial ya es un éxito para mí. Por eso tengo que estar satisfecha", señaló.
La serie en la que Tabares quedó en última posición fue ganada por la keniana Mercy Cherono (15:34.70), quinta en el pasado Mundial de Daegu-2011.
"Las atletas africanas en esto son más fuertes. Al resto nos queda entrenar duro para seguir mejorando y acercarnos lo más posible a su nivel de competición, aunque no es sencillo", estimó.
Tabares compagina sus entrenamientos con la tarea de ser madre de una niña de apenas dos años, que le obliga en ocasiones a realizar malabarismos para compaginar ambas tareas.
"No es fácil porque es una niña muy pequeña, pero mi niña Melanie es mi motorcito", señaló.
Ahora regresará a Colombia a reencontrarse con su familia y con la satisfacción de todo lo vivido en Moscú, que espera que le ayude en el próximo ciclo olímpico hacia Rio-2016, otro de sus sueños. 


Otros Deportes
14 Ago 2013 
7:07 am
Por: AFP
Comments