Barcelona vs. Real Madrid, primer gran clásico de la temporada

publicado a la‎(s)‎ 22 ago. 2012 11:33 por oscar diaz



FOTO:AFP
Barcelona, vencedor de la Copa del Rey, recibirá este jueves a Real Madrid, campeón de Liga, poniendo fin a tres años de dominio azulgrana, en el partido de ida de la Supercopa de España, la primera entrega de esta temporada del gran clásico español de fútbol.
A priori, y después de sólo una jornada de Liga, parece que Barcelona llega más rodado al primer torneo de la temporada después de vencer con contundencia a Real Sociedad (5-1) en el Camp Nou, mientras que Real Madrid no pasó del empate frente a Valencia (1-1) en el Santiago Bernabéu.
El conjunto de Tito Vilanova, que afrontará este curso la complicadísima tarea de sustituir a Pep Guardiola (catorce títulos en cuatro temporadas), empezó con buenas noticias, ya que al renovado olfato goleador del argentino Leo Messi (dos tantos en cinco minutos el domingo), se unió el regreso de dos piezas claves tras largas lesiones, Carles Puyol y David Villa. Los dos futbolistas aderezaron su vuelta a la cancha con sendos goles frente a Real Sociedad.
No tan positivo fue el debut de Real Madrid, que empató frente al tercer favorito en el campeonato. Con temperaturas que rondaron los 35 grados, el conjunto del portugués José Mourinho no cerró la ventaja inicial y vio como Valencia le empató antes del descanso.
Además de haber dejado dos puntos en el primer partido, el equipo blanco perdió para el duelo de este jueves al central portugués Pepe, que en la jugada del gol golpeó su cabeza con la de Iker Casillas en un salto y tuvo que ser reemplazado.
Después de descartar una lesión grave y pasar 24 horas en el hospital, los médicos recomendaron al central varios días de reposo absoluto para evitar cualquier contratiempo.
"Pepe no va a jugar, no pondremos en peligro la salud de un jugador por un partido de fútbol. Por eso, aunque la recuperación del futbolista sea satisfactoria, no correremos riesgos. Su sustituto en la defensa será Albiol", explicó Morinho en rueda de prensa.
Aun así, 'Mou' comentó que, "sin conocer el futuro de su evolución, Pepe debería estar disponible para el partido de liga del próximo domingo".
El resto del once será el reconocible equipo que el año pasado arrasó en la Liga con un ataque formado por el portugués Cristiano Ronaldo, el alemán Mesut Ozil, el argentino Ángel Di María y la duda de su compatriota Gonzalo Higuaín o el francés Karim Benzema como punta de lanza.
Mourinho afronta la temporada en la que buscará el 'asalto' a la décima Copa de Europa sin ninguna novedad en la plantilla blanca por primera vez en 34 años a la espera de poder fichar al croata Luka Modric, de Tottenham, cuya operación se atascó en los últimos días.
Tampoco el Barcelona optó por la revolución después de Guardiola. Tan sólo los 'retoques' del lateral izquierdo Jordi Alba, que regresa a la casa donde se formó tras haber triunfado en la Eurocopa, y del centrocampista camerunés Alex Song, procedente de Arsenal, que aportará músculo a un equipo falto de centímetros.
Vilanova, con un ojo puesto en la Supercopa, dejó fuera del equipo titular frente a Real Sociedad a un jugador relevante por línea.
En la defensa se quedó en el banco Gerard Piqué, que en la segunda parte sustituyó a Puyol, en el medio no fue titular Andrés Iniesta, que también disputó unos minutos, y en el ataque se quedó sin jugar el chileno Alexis Sánchez. Los tres podrían ser titulares frente a Real Madrid.
A pesar de que el ambiente parece mucho menos contaminado que entonces (un ejemplo es el mensaje de ánimo enviado por Piqué a Pepe tras su golpe en la cabeza), hay que recordar que la Supercopa-2011 terminó en el Camp Nou con la agresión de Mourinho a Vilanova, en que le metió el dedo en el ojo.
El trofeo se lo llevó el Barcelona tras empatar en el Bernabéu (2-2) y ganar 3-2 en la vuelta en un encuentro tenso que dejó en la retina de todos los aficionados un espectáculo deplorable.

Por: AFP
9:16 a.m.
22 de Agosto del 2012
Comments