3 tipos de masajes curativos que seguro no conocías

publicado a la‎(s)‎ 9 jul. 2013 12:39 por Angela Maria Camargo   [ actualizado el 9 jul. 2013 12:41 ]

FOTO: Deporte y salud  
1. Masaje Reiki

Es un tipo de terapia de masaje que tiene como objetivo transferir la energía curativa a través de las manos. Esta medicina alternativa que muchos profesionales de la salud recomiendan se originó en la cultura japonesa y es un método de curación que puede reducir eficazmente la presión, aliviar el dolor, induce la curación y calmante. Este masaje también trabaja el sistema inmune y de ese modo ayudar en la prevención de la enfermedad.



FOTO: Deporte y salud  


2. Reflexología: masaje de pies y manos

La reflexología no sólo es un masaje de pies y manos, es una práctica de curación, donde se aplica presión a ciertas áreas de los pies, manos y orejas, para sanar al cuerpo. Estas áreas se denominan zonas o reflejos, el corazón de la teoría de la reflexología es que cada zona o reflejo corresponde a un órgano particular del cuerpo. Se cree que la aplicación de presión en áreas específicas de los pies y de las manos libera la energía bloqueada en el cuerpo y con ello se puede fomentar a que los correspondientes órganos comiencen a sanar y funcionar como deberían. Esto se debe a la manipulación de las zonas de las manos y los pies mejoran la circulación y libera endorfinas, aliviando el estrés y el dolor en general.




FOTO: Deporte y salud  

3. Masaje Shiatsu

El Shiatsu es una técnica de masaje japonés que significa literalmente "presión con los dedos". En el masaje shiatsu, el objetivo es eliminar los obstáculos que bloquean el flujo de energía a través de los meridianos del cuerpo. Por otra parte, está destinado a restablecer el equilibrio del flujo de energía. La eliminación de los bloqueos de energía y la restauración del equilibrio del cuerpo se realiza presionando los dedos, a veces, los codos, las rodillas y los pies, los puntos de acupuntura, también conocidos como puntos de presión a lo largo de los meridianos del cuerpo. 


Por: Deporte y Salud